Una diadema o una cinta lucirán maravillosamente junto a una melena suelta y bien peinada, adaptada al diseño del tocado/complemento utilizado.

Las diademas empedradas son un recurso que aporta un toque genial de glamour y fácil de combinar, pues quedan bien tanto con melenas sueltas y lisas como con moños elaborados.

Las tiaras y velos combinan muy bien junto a una melena con ondas, pues crean un efecto de abundancia precioso; péinate con ondas suaves hacia un lateral. Colócalo en el lado opuesto al que se dirijan tus ondas; provocará un efecto de balanceo precioso.

El velo es un complemento que luce igual de bien con el cabello largo como con el corto; para el cabello largo, el truco radica en utilizar un velo liviano y con movimiento que se adapte a las ondas de tu pelo, aunque lo ideal es usar un velo corto (si le añades detalles bordados conseguirás elegancia y feminidad al máximo).

Las coronas de flores se ven divinas tanto en pelo suelto como recogido, siempre aportando ese toque romántico e innovador. ¡También puedes probar con flores exóticas!

Un turbante resulta muy exótico y original. Puedes llevarlo anudado, con ornamentación, a modo de pañuelo o diadema, tanto en pelo suelto como recogido. ¡El secreto está en el nudo!

Con la pamela tenemos total libertad para elegir pelo suelto o recogido. ¡Hasta le puedes añadir un tul!

Los tocados semi sombrero, con su gran toque clásico, quedan perfectos con pelo suelto o con recogido bajo (tipo moño o trenza).

Un tocado disco o un tocado tipo casquete siempre favorecerán mucho más con el pelo tirante o recogido en un lateral.

Los tocados de plumas llévalos con un moño o recogido, sin flequillo y colocados lateralmente a media altura. ¡Irradiarás elegancia! Puedes valerte de horquillas o diademas para sujetarlos.

Los tocados de flor son extremadamente románticos; utilízalos con el pelo recogido, de manera que la parte floral cubra el pliegue del cabello y quede ligeramente a un lado, a la altura del cuello. ¡También son ideales con la melena suelta!

El canotier se puede llevar recto o ligeramente ladeado, tanto con el pelo suelto como recogido. El look juvenil está asegurado y también puedes decorarlo con velos, plumas, flores…

Hemos visto varios tipos de tocados y los consejos para peinarnos de manera que saquemos el máximo partido posible a este accesorio. ¡Seguro que resultan de utilidad para más de una!

Ya has comprobado que llevar el pelo corto no es ningún problema para lucir un tocado de forma inmejorable; no necesitas una larga cabellera para verte hermosa.

Puedes utilizar diademas o tocados con velo, accesorios con plumas, flores o pedrería; vas a conseguir un estilo muy elegante y distinguido para tu rostro. De hecho, las tiaras y el cabello corto son una de las mezclas más explosivas; ¡prueba una diadema con piedras brillantes y verás! Y no olvides que las flores, sean del material que sean, siempre darán un toque muy femenino (lo que a simple vista puede compensar la imagen masculina que se tiene del pelo corto).


Al igual que ocurre con el color de tu piel, el color de tu cabello influirá en el efecto que darás con tu tocado puesto. La idea es crear contraste, sí; pero dentro de un equilibrio. Un tocado de color claro luce muchísimo más en cabellos castaños y oscuros, mientras que un tocado de color oscuro se ve perfecto sobre el cabello rubio.